La movilidad es un sector cambiante, siempre está en constante evolución. Por ello, necesita ir acompañada de una normativa que ayude a que todo funcione. En definitiva, una normativa que siempre esté actualizada y adecuada a la realidad que vivimos.

En esta línea, el Congreso aprobó este jueves el Proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética y ha presentado hoy el Plan Moves III. 

¡Te contamos cómo influirán en nuestra vida y en la movilidad sostenible!

 

Ley de Cambio Climático y Transición Energética

Los objetivos principales de este Proyecto de Ley son dos: reducir los gases de efecto invernadero que emite España con el objetivo de ser climáticamente neutra en el 2050 y adaptar el país a los impactos que el cambio climático ya está provocando.

Para ello, y entre otras medidas, la Ley de Cambio Climático y Transición energética obligará a los municipios de más de 50.000 habitantes y a los territorios insulares a establecer zonas de bajas emisiones antes de 2023 y aquellos de más de 20.000 habitantes que no cumplan con los límites de calidad del aire. Es decir, áreas con restricciones de circulación para vehículos contaminantes. A cambio, se deberá impulsar el transporte público y los desplazamientos a pie, en bicicleta o por medios de transporte eléctrico. ¿Cómo?

Para mejorar el transporte público, el Proyecto de Ley de Cambio Climático y transición energética contempla que se incluyan medidas que permitan el uso «multimodal». En el caso de los desplazamientos a pie, en bicicleta o por medios de transporte eléctrico, se obligará a que las ciudades creen «corredores verdes» que conecten el centro con las zonas periurbanas, de tal forma que se favorezcan estos modos de transporte.

Estas medidas deberán implantarlas más de 148 ciudades españolas que representan a casi 25 millones de habitantes, más del 50% de la población española, antes del 2023. 

Además, debido al auge de los servicios de reparto de mercancías y el aumento del impacto del mismo en las áreas metropolitanas, se deberán establecer medidas para conseguir que el transporte comercial avance hacia la electrificación. Para ello, también será obligatorio la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos en gasolineras, así como en edificios no destinados a uso residencial con más de 20 plazas de aparcamientos.

Además el Proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética establece que a partir de 2040 no se podrán vender turismos y vehículos comerciales ligeros  nuevos que no sean cero emisiones. Por ello, y para dar cabida a todos los medios de transporte, también, fijará también objetivos de integración de combustibles alternativos.

Por último, elaborará una Ley de Movilidad Sostenible y Financiación del Transporte Público que apoyará en gran medida el uso del ferrocarril para el transporte de mercancías.

 

Plan Moves III

Dotado con al menos 400 millones de euros, el presupuesto podría alcanzar los 800 millones si el mercado lo requiere y hay suficiente demanda de vehículos ‘cero emisiones’, tal y como adelantó Joan Groizard, director general de IDAE, en el ‘SUMMIT 2021: Impulsando la Movilidad Sostenible desde las Empresas’.

El Plan, que acaba de ser presentado, tiene como objetivo alcanzar los 250.000 vehículos eléctricos para 2023, así como los 100.000 puntos de recarga. Junto a estas ayudas destinadas a la adquisición de vehículos no contaminantes, a través del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) se movilizarán 2.000 millones de euros para abordar la movilidad ‘cero emisiones’ y el despliegue masivo de electrolineras.

Además, el Moves III no será una línea anual que caduque cada año, sino que durará hasta 2023. 

La vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha adelantado hoy que a partir de mañana 10 de abril se podrán empezar a solicitar las ayudas. Las ayudas para los particulares que adquieran un vehículo 100% eléctrico podrán llegar a una cantidad máxima de 9.000 euros en el caso de furgonetas, 7.000 euros para coches y de 1.300€ para motos, siempre que den de baja un vehículo de más de 7 años, contribuyendo de esta forma a reforzar la tan necesaria economía circular. 

moves iii

Además, se prestará una atención especial tanto a los autónomos, como taxistas y VTC, al ser vehículos que realizan más kilómetros y por ello tienen un mayor impacto, al igual que a las zonas rurales, estableciéndose una ayuda adicional para los residentes en municipios de menos de 5.000 habitantes, tanto para la instalación de puntos de recarga como para la adquisición de vehículos eléctricos. 

Todas estas medidas van en línea con el Pacto Verde Europeo, cuyo objetivo es alcanzar la neutralidad climática en Europa para el 2050 y al mismo tiempo reducir a cero todos los tipos de contaminación a través del plan “contaminación cero”.

 

#MovilidadSostenible

#MOVESIII

#LeyDeCambioClimáticoyTransiciónEnergética

Pin It on Pinterest