Inquieto Moving Attitude es una compañía que surge para dar respuesta a los nuevos paradigmas de la última milla logística y, más cerca aún del cliente final de alguna forma de comercio electrónico, la denominada “última yarda”. Utiliza exclusivamente vehículos alternativos eco-sostenibles y adaptados a los centros urbanos. Además, utiliza sistemas inteligentes de distribución mediante “micro-hubs” y aplica las nuevas tecnologías para optimizar toda la cadena de valor del reparto. La propiedad de Inquieto es de la multinacional GAM España.

 

Ecommerce

Inquieto conecta a quien vende y a quien compra en la red en su último tramo de entrega: la última milla. Cada caso, cada actividad empresarial, es diferente. «No se trata tanto de hablar de paquetería relacionada con el ecommerce, sino de conocer las necesidades que son diferentes en cada vertical o tipología de la logística de proximidad. ¿Qué son verticales para nosotros? Desde el farmacéutico que entrega productos de parafarmacia a sus clientes, hasta los supermercados que ya están en el 7% de venta con entrega en domicilio durante la pandemia, pasando por los servicios postales. No hay una sola última milla, hay tantas últimas millas como verticales de negocio que precisan de servicios logísticos para sus ventas» apuntan desde la compañía.

 

Entrega Sostenible

La demanda de entrega de todo tipo de bienes y servicios a domicilio, o en los centros de trabajo, negocios B2C o B2B, va a aumentar, más aún con el incremento del uso del reparto en otros verticales de negocio que están descubriendo el potencial de la logística en última milla: supermercados, comercio físico, farmacias o los restaurantes.

«Las empresas de reparto debemos ser capaces de movernos con agilidad en los núcleos urbanos y de una forma menos invasiva, más “friendly” y que devuelva parte del espacio al ciudadano que los grandes vehículos de reparto le están hurtando en este momento. Además, hay que dar respuesta a demandas colectivas en los entornos urbanos: restricciones por contaminación, colapso del tráfico y, a la vez, crecimiento sostenido del e-commerce. Se están peatonalizando las ciudades. Un reto más para la logística: entregas en menos tiempo y entornos en los que ya no sirven los vehículos tradicionales. Porque las compañías no sólo deben buscar la eficiencia en la entrega, sino también minimizar los recursos y cumplir con la regulación que impone la Transición Energética» afirman.

«Poner en valor a las organizaciones, tanto ecommerce como soluciones, que ayudan a hacer esa entrega más sostenible de cara al consumidor, es y será clave para garantizar un ecommerce sostenible y con ello un consumo y desarrollo sostenible. Por ello es fundamental unirse al movimiento ‘entregasostenible.org’. Y gracias a este factor hemos lanzado al mercado una solución pionera y exclusiva para la parte de la última milla. Estamos ofreciendo sistemas de renting con todos los servicios completos de vehículos dedicados, única y exclusivamente al reparto. Y que además tienen características que le diferencian de las furgonetas convencionales de reparto: son vehículos 100% ecológicos, comprometidos con el medio ambiente y la preservación del mismo y, además, son vehículos alternativos, más estrechos, más pequeños, muy orientados a la parte final de la última milla, como hemos dicho antes, de la última yarda, pensados para repartir, que ocupan menos espacio en las ciudades y respetan que el centro sea del ciudadano», concluyen.

 

¿Quieres saber más sobre Inquieto Moving Attitude y su adhesión a ‘Entrega Sostenible’? ¡No te pierdas este vídeo!

Más información en entregasostenible.org

#ENTREGASOSTENIBLE 

#ECOMMERCERESPONSABLE

Pin It on Pinterest