La última milla sostenible se convertía en protagonista de la noticia durante la celebración de La Hora del Planeta, una iniciativa que involucra a más de 120 países con el objetivo de sensibilizar sobre la importancia de cuidar el planeta y de cómo cada gesto cuenta. Y es que en el telediario de Telecinco, miembros de Empresas por la Movilidad Sostenible como Geever, que realiza entregas desde parkings y micro-almacenes de proximidad con vehículos eléctricos y amigables para la ciudad, MOOEVO Green, otra empresa marca España que produce vehículos innovadores que están internacionalizando, o Renault Trucks, con sus camiones 100% eléctricos tanto para la distribución de mercancía como para la recogida de residuos, mostraban como a través de una apuesta por la innovación y la sostenibilidad el transporte de mercancías en las ciudades, y concretamente en las Zonas de Bajas Emisiones, juega un papel clave en la mejora de la calidad del aire, la lucha del cambio climático, pero también en la generación de valor para la sociedad en la que operan.

Y es que, el auge imparable del comercio electrónico ha transformado nuestra forma de consumo y ha revolucionado la logística detrás de las entregas. Sin embargo, este avance no está exento de desafíos, especialmente en términos de sostenibilidad. La última milla, que lleva los productos desde los centros de distribución hasta los consumidores finales, pero también la primera, encargada de la recogida de mercancía y de devoluciones, se ha convertido en un punto crítico que requiere adoptar prácticas de transporte y entregas sostenibles.

Según el estudio ‘La sostenibilidad en el e-commerce actual. El impacto de nuestra decisión de compra’, publicado por EAE Business School, solo el 20% de los consumidores considera sostenible el actual modelo de e-commerce. Una demanda de un cambio del modelo que cada vez más empresas del sector están reconociendo, reorientando sus estrategias hacia la sostenibilidad. No se trata simplemente de una opción, sino de una imperativa necesidad para el futuro del comercio electrónico.

Iniciativas como el movimiento entregasostenible.org están desempeñando un papel vital al proporcionar recursos y herramientas para que las empresas adopten prácticas más sostenibles enfocadas al reparto, el embalaje, el consumo responsable o la comunicación, entre otros. Empresas como Geever, Nacex, Ader, MOOEVO Green o Monty Bikes son ejemplos de empresas que forman parte del movimiento y que están liderando el camino al ofrecer soluciones innovadoras y respetuosas con el medio ambiente.

Es fundamental que las empresas del sector trabajen en colaboración con administraciones y otras partes interesadas para establecer y homogeneizar las regulaciones y normativas que fomenten la adopción de prácticas sostenibles.

Normativas como el RD 1052/2022 por el que se regulan las Zonas de Bajas Emisiones, la directiva sobre información corporativa en materia de sostenibilidad (CSRD), la directiva sobre diligencia debida de las empresas en materia de sostenibilidad (CSDDD), el Reglamento comunitario de Envases y Residuos de Envases (PPWR) o la futura Ley de Consumo Sostenible, entre otras, nos están marcando el camino.

La sostenibilidad ya no puede ser vista como un añadido, sino como un pilar fundamental de toda la cadena de suministro, donde la última milla pasa a ser uno de los eslabones más importantes sobre los que actuar.

Artículo de opinión publicado en el nº293 de Logística Profesional (pág 33)

Pin It on Pinterest